¡Hola Empoderada! ¿Sabías que, las mujeres con una buena autoestima son más deseadas y  admiradas por conseguir sus metas, por su espíritu de superación, por tomar decisiones y el control de su vida?

¡Así es! Por todo ello, cultivar una valoración adecuada de nosotras mismas, nos permite crecer como personas, asumir los múltiples retos y tiempos de cambio que vivimos en la actualidad… Si quieres saber más entonces quédate con nosotras has el final…

3 Cosas Que Haces A Diario Y Que Está Destruyendo Tu Autoestima.

1.Compararte constantemente:

Las comparaciones no son prudentes, y el hecho de compararse frecuentemente con otra persona muestra la falta de confianza personal.

En nuestras relaciones sociales, a veces, aunque nos sintamos bien, tenemos la tentación de mirar al lado, a ver qué tiene que no tengamos nosotras, pero con ello, solo perdemos el norte de nuestra  propia vida, dando origen a emociones negativas, ya que todas somos diferentes, y cada mujer posee cualidades que la hacen única, y formas de hacer su vida de manera particular.

2. Descalificarte continuamente:

Esto es un indicativo de una autoestima deteriorada, cuando afirmas “no valgo para esto”, “no puedo”, “no sirvo” entre otros. tu cerebro lo asume como una verdad y en consecuencia actúas. Así que es fundamental  para aumentar la autoestima nunca decirte estas frases.

 Puedes pensar que son solo frases, pero la verdad es que, la forma en la que nos hablamos a nosotras mismas, marca la manera que nos comportamos y nos relacionamos.  

Por ello, evitar las descalificaciones es primordial para que la autoestima no se vea resentida. Aunque tus padres, profesores, compañeros, parejas hayan sido duros o crueles contigo para educarte o exigirte, ello no destruye la esencia de tu ser, tus fortalezas y tu capacidad de aprender y mejorar.

3. Victimizarte:

Cuando estamos absortas en nuestras propias dificultades, nos sentimos rebasadas por las circunstancias que llegamos a sentir lástima de nosotras mismas y nos asumimos como víctimas de los demás o de la vida, y nos centramos en la queja y la frustración.

Esto es una de las peores cosas que podemos hacer para nuestra autoestima, nos paraliza, bloquea y no nos permite hacer frente a los problemas. 

Las mujeres con buena autoestima son capaces de hacer frente a estas situaciones. Si bien, pueden sentir cierto estrés, estas situaciones las toman como retos para su superación y crecimiento continuo.

Estas circunstancias pueden ayudarnos a replantearnos las prioridades, a tomar nuevos rumbos, riesgos y llevarnos a un mayor aprendizaje.

¡Amiga! Siempre hay algo que podemos hacer para estar mejor, tenemos un sinfín de recursos y oportunidades, y negar que los tenemos sólo nos reportará un profundo malestar, mientras que afrontar las crisis nos permitirá ver lo mejor de nosotras. ¡Ánimos!

Cuéntame, ¿Has cometido algunos de estos errores en tu autoestima?