¡Amiga! La violencia de género es un problema mundial, que ha impuesto la necesidad de abordarlo para preservar la salud física y mental de la mujer.

El término “sexo débil” para calificar a la mujer, ha contribuido con la discriminación hacia nosotras y por ende, a que muchas desarrollen sumisión y conformismo hacia su sexo… Si quieres saber más entonces quédate con nosotras has el final…

Aspectos De Violencia De Género Que No Deberías Ignorar

1. Él Difícilmente cambiará:

Es importante, que la mujer sea consciente que cuando un hombre es violento psicológica y físicamente, difícilmente cambiará. Posiblemente puede mejorar, si recibe ayuda profesional, pero los cambios no son instantáneos ni fáciles. 

Por tanto, no debes dejarte engañar, aunque en el momento se arrepienta y te pida perdón, lo más probable es que pronto el cuadro se repita, y lo que es peor, con mayor agresividad que la vez anterior.

2. Comunícalo y ten un plan:

En caso de sufrir algún tipo de violencia sutil, lo primero que debes hacer es hablar con alguien cercano sobre el hecho.

Asimismo, ten un plan de contingencia, en caso de que se presente una emergencia, en el que puedas, tener claros lugares y personas  a los que puedas recurrir, vías de escape, teléfonos de emergencia y conocer en qué instancias puedes denunciar la agresión.

3. No discrimina condición social o nacionalidad:

Es preciso entender, que la violencia de género no conoce fronteras, razas, religión o clases sociales y que puede afectar la vida de muchas mujeres en muchas partes del mundo, de todas las edades y condiciones sociales.

4. La condición de tu autoestima importa:

Un factor significativo es que la inseguridad y la baja autoestima se asocian con la violencia. Una mujer que no tiene autoestima fuerte, se convierte en alguien vulnerable, porque no pone límites o no se da cuenta y no reconoce que está siendo objeto de abuso.

5. Detén el círculo de la violencia: 

Debes parar la cadena de la violencia a través de:

  • Entender que las ofensas y golpes no son normales, y si lo permites, no solo te perjudicas a ti, sino que son patrones que copian tus hijos.
  • Promueve estilos de interacción donde prevalezca el respeto, sin fomentar la supremacía de un género sobre otro, sino la complementariedad entre ambos.

¡Amiga! Nunca olvides que nadie puede amarte mas que tu misma, que mereces ser feliz, desarrollarte plenamente,  tener seguridad y sentir tranquilidad.

Cuéntame, ¿Has sido víctima alguna vez de violencia de género?