¡Hola Empoderadas! ¿Has sentido alguna vez que si te llegases a separar de tu pareja tu vida se detendría? o ¿Eres de las que piensan a menudo que tu pareja se buscará “alguien mejor que tu” llenándote así de inseguridades?, ¿vale la pena una existencia así? Desde luego que no. Darnos cuenta de ello nos permitirá no solo crear relaciones afectivas más saludables, sino llevar una vida más feliz y satisfactoria.

Cuando sientes apego intenso por tu pareja, te obsesionas por saber en donde esta a cada momento, dudas de su palabra temiendo ser traicionada, y la peor parte es que lo conviertes en el centro de tu universo olvidándote de tus necesidades personales, y según estudios realizados por Walter Riso, esta problemática le afecta a más del 70% de las mujeres.

Amar, sin desarrollar un apego dependiente, no es fácil. Si esto es así es porque la mayoría nos hemos acostumbrado a amar con condiciones. Pero ¡tranquila! El día de hoy acá en Empoderadas te enseñaremos cómo amar sin apego, para lograr una relación libre de dependencias… Así que, no te pierdas ni un solo detalle de esta información y presta muchísima atención…

4 Pasos Que Te Ayudarán A Vivir Un Amor Sin Apegos.

¡Amiga! Amar sin apego, sin desarrollar ningún tipo de dependencia es quererlo a él y a ti sin necesidad. Es darnos libertad y ser conscientes de compartir un mismo proyecto donde nadie pierde, donde no se boicotean identidades ni caben los narcisismos. Vivir una relación de este tipo es posible siempre y cuando tengamos claros algunos principios y límites.

Para ello, necesitarás aplicar estos sencillos pasos:

1.  Ama sin depender:

¡Querida! No pongas tu felicidad personal y profesional en las manos de tu pareja. Construye tu propio universo sintiéndote una mujer completa, madura, independiente, y que se ama a si misma. Si tienes autoestima, podrás ser feliz y sentirte feliz con los demás. Si tienes carencias y vacíos emocionales, esperarás que los demás llenen esos vacíos o satisfagan tus necesidades, y es ahí donde el apego aparece y se vuelve dañino.

¡Así que, declárate hoy mismo una mujer no apegada!. Libérate del miedo al abandono, de la angustia persistente a quedarte sola, deshazte uno a uno de todos tus apegos. Sé capaz de ofrecerte a alguien en libertad y no por la necesidad de cubrir tus soledades o vacíos internos, sino porque lo quieres más allá de la necesidad.

2. El amor tiene un límite y se llama dignidad:

El amor tiene límites, fronteras y barreras inquebrantables. Tenerlas claras desde un inicio nos puede evitar sufrir de forma inútil.

Para esto, nuestra propia autoestima es un límite esencial. Si nos empequeñecen, nos ridiculizan o nos hacen sentir débiles, no nos están queriendo de una forma sana y madura, apegarnos de alguien tóxico es una cruel muestra de desamor para nosotras mismas.

La dignidad personal no admite rebajas; es una raíz de nuestro crecimiento personal que nadie puede ni debe arrancar ni dañar, así que recuerda siempre el valor que tienes y no permitas que nada ni nadie te haga dudar tan siquiera de ello.

3.  Controla tus expectativas:

Es totalmente normal que tengas expectativas en tus relaciones, pero el problema radica cuando tus expectativas son muy altas, entonces sentirás un gran vacío y dolor, o incluso resentimiento cada vez que él no hace lo que tu esperas. Además, caerás en el juego de intentar manipular a tu pareja para forzarlo a hacer algo, ¡No lo hagas!

“Nuestra cultura promueve que tengamos seguridad en todo lo que hacemos, y tenemos”. Esta perspectiva provoca que nos obsesionamos demasiado con los resultados. Es por esto que, es más sano controlar tus expectativas, siendo más flexible para adaptarte a lo que se va presentando en tu relación. Esto te permitirá amar sin apegos.

4. Conviértete en la persona que quieres encontrar:

En lugar de encontrar a la pareja ideal, preocupémonos primero por querernos a nosotras mismas y tener la personalidad que deseamos tener para no ser marionetas ni moldes de nadie.

Asimismo, debemos ser capaces de elegir una relación basada en el intercambio libre, alejado de la ansiedad y la inseguridad. Hablamos de vínculos donde no hay necesidades obsesivas, pero sí fortaleza o generosidad. Esas que se producen gracias a la confianza y la complicidad, las que ofrece el  “yo te dejo ser” porque “sé que soy amada”. Yo confío en quien me ha elegido, porque ama lo que soy.

¡Conviértete en una persona sin vacíos, fuerte emocionalmente y llena de felicidad, alegría y pensamientos positivos!

¡Amiga! Recuerda que, debemos aprender a vivir con nosotras mismas y sentirnos plenas, seguras y felices con lo que somos para poder establecer una relación de pareja saludable y sin apegos negativos. Ama pero no necesites. Comparte pero jamás lo des todo sin antes dartelo a ti misma.

Ahora cuéntame, ¿Sufres de apego en tus relaciones?

<strong>Gracias por visitarnos :)</strong>

<strong>Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube

</strong> <a href=»https://www.youtube.com/user/FlouLifeTV«>HAZ CLIC AQUÍ</a> Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola  y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste <strong>COMPÁRTELO…</strong>

Por: KM. 

[/showhide]